lunes, 17 de junio de 2019

Lara, Azul exacto, eres Tú.


Se me llena el alma al sentir que el azul de tu bonita estrella habita en mí, alumbra El Cielo y El Mar. Momentos sin tiempo aderezados con regalos del movimiento del pensamiento y trazados con brillo de la imaginación haciendo latir y latir al corazón. Nuestra vida se cruzó de repente, no fue por casualidad nuestra compañía ni dibujar cada día el interior de tu imagen en la expresión de mis sueños de altura a la vez que mi espíritu, para, respira, mira, admira y acaricia tu hermosura que ya por siempre va a estar aquí, nunca cambiará, me sobrevivirá. Estoy seguro de quererte Querer, convencido de poderte cuidar al soñarte soñar para al fin encontrarte en mis anhelos concedidos concebidos en la eternidad que nunca ha de terminar. Voy cultivando el color de los ojos con los que te he de imaginar para igualar tus formas de mirar mi piel y así ir capturando todo lo que he de mejorar para saber de Ti, un poquito más. Única eres, hija, sin ningún tipo de igual. Especialmente especial y, cuando yo no esté aquí, ten bien seguro que eres, mi razón de existir y así, soy feliz. Sabré sonreír, esté donde esté veré la luz de tu perfil en cada amanecer. Verte, oportunidad de escucharme cuando me quedo sin voz. Tenerte, plenitud con buena intención fabricada muy adentro. Son la clase de recuerdos que no acaban, nunca se van, son diferentes, como Tú. Se encontrarán sin querer, tu memoria y la mía en la tierra que no tiene nombre, en el mundo que nunca existió donde siempre es de día con alegría en un color que nadie descubrió y así, tu esencia encuentre los anclajes que un día Papá, te contó.


Décimo cumpleaños para una niña 10
Te Quiero LARA.


viernes, 7 de junio de 2019

Latidos de la ilusión.


Volar con el pulso del ingenio iluminando la vida. Razón para tener en el corazón tu historia. Adornos en el viento del pensamiento sintiendo el latido del tejido existente entre Tú y yo al conjugar el verbo Amar con toda su gloria. Apareciste feliz y feliz me hiciste al oírte imaginar, cantar y dibujar a la vez mientras yo, moría de amor soñando que Tú estabas pensando lo mismo que yo. Evocar tus maneras de creer en mis procedimientos para crear, alienta el ánimo, apacigua mi instinto animal. Son modos de dar forma a las formas que tengo de declarar mi Amor hacia Ti, de detener la vida en cada instante con apariencia natural, parar y no querer despertar para componer la mejor tonada que mis anhelos puedan inventar. Apostar por esta memoria centelleante cada vez que me toca respirar. Nuestro vínculo, es la definición del reflejo de la felicidad. Esperar y encontrar para brillar al compartir la deseable fantasía creada en la luna que acuna la mejor de las miradas que yo te pueda regalar. Invitar a caminar, aire, baile, soñar. Sentir pasar la vida de la mano de la Pasión, sentir, la eternidad del mar, la ilusión. Pensar, ver, idealizar tu piel repleta de instantes sabor a miel, suficiente para mí. Puede que pueda merecer estos momentos desordenados, acaecimiento de nuestras cosas, color del que me impregno antes de verme morir. Celebrar irte a buscar, fantasear con jugar dibujando escribiendo todo lo que nos está pasando en este tiempo de Amor. Esencia diferente a la de cualquier tipo de reloj, biológico instrumento que viene de pronto sincronizándose entre Tú, y yo. Deseos compartidos soñando en fabricar calor prohibido, noches intuyendo la silueta de tu voz sin ningún tipo de confusión Nunca dejes de mirarme, nunca de sentir los vértices de mis sentidos con todo su colorido. Si puedes, quiéreme y me vuelves a Querer. Piénsame ayer y búscame cuando mi piel se vaya sin querer al confín diferente que jamás hallé. Cuéntame hacia atrás el espacio que despacio vas dejándome. Siénteme con el corazón de pronto y sin fin hasta cualquier amanecer, así contigo yo, me perderé.

Feliz cumpleaños, Asun.
Te Quiero.







viernes, 3 de mayo de 2019

Conmemoración para ellos.


"6 Millones. Nosotros nunca olvidaremos"
Yo, nunca olvidaré.
Así quiero vivir. He de decir que, el aroma que por mi mente asoma, es la ilusión favorita de poder abrir la puerta y que, a vosotros (6 Millones), no os hubiese pasado nada. Es mi forma clara de lanzar al confín del firmamento palabras para así poder evitar este caer que tanto me ha llegado y me llega a doler. Lastre gris repleto de momentos con vuestro sufrir y esa clase de dolor. Rencor agudo en la piel del corazón que debo intentar pronto olvidar. Contar uno a uno vuestro sentir no es tiempo perdido, no se me da bien mentir. Jamás me voy a arrepentir de pedir eliminar esas imágenes con humo, en la garganta se me hace un nudo. No me salves a mí, sálvalos a ellos para toda la eternidad. Anoche, mientras Tú dormías, te cuento que, tuve otra vez una noche fría, pensándote, buscándote, mirándote. Os tendré presente siempre, hasta el final.

Pueblo Judío, es hora de volar y celebrar que te vaya bien. Nunca he dejado de quererte, así será hasta el fin de mi muerte.


jueves, 11 de abril de 2019

Heroida para Ti.


Fundir ilusión y realidad muy despacio, en el palacio donde habita el corazón y los sentidos, se visten de azul imaginación. Se posa en las líneas del pensamiento el Cariño al trenzar sueños de Amor con ficción. En cada evasión, componer, tejer sensibilidad con la brisa que te avisa de la llegada de sentimientos aún por interpretar, consiguiendo que yo siga buscando el mejor adjetivo que te pueda regalar. Momentos sin tiempo remando al viento en el paraíso que me inventé. Línea divisoria en la ocasión amurallada que te conté, repleta de instantes cuya memoria agita los resortes de la Pasión. Corazón amable, comprensivo y asombroso con capacidad para observar el color de los sueños que sí tienen dueño. Sueños, que son lo que parecen, con los que componer palabras, poesía, luz anunciando un nuevo día dibujando una sombra que para siempre querría, pues proviene de Ti. Denodada imagen, estaba por descubrir en esta orilla y yo, navegando de forma y manera sencilla, pude dibujar su anatomía sentado en la mejor estrella, la que más lucía. A partir de ahí, no hubo manera de parar, había llegado el tiempo de dejarse llevar, surcar el Cielo y el Mar, en fin, volar para desafiar las leyes de la gravedad normal hasta perder de vista todo lo que nos hace mal, planear con la imaginación que nutre de manera cabal y así, ir componiendo la mejor canción hasta llegar a Ti, mi final.

                                                                      Te Quiero.

                                                                      11 de abril

martes, 19 de marzo de 2019

Viajar entre el infinito y, el Todo.




Me gusta oírte soñar, acunarme con tu forma de respirar, horadar fronteras con tu manera de volar. Despertar componiendo, dibujar soñando leyendo lo que estoy imaginando. Entre el infinito y el Todo, así, de cualquier modo, emergen los deseos que son lo que son. Dormido con la imaginación, y contigo, de una forma coral, cobra sentido la línea intemporal que escribe y no concibe la ausencia de fusión entre viento y pensamiento cuando me siento liberar, correr, volar, morir por Amar, sin esperar. Expresión que se adueña con sutileza del corazón al cantar sin hablar al firmamento que aún está por contar, será nuestro secreto. Tengo la necesidad de crear un universo azul y verde en un horizonte blanco y negro, confín prudente y sutil, creciente, al percibir tus ojos cuando éstos se posan en mi mejor momento concediendo talento y todo lo que vendrá. Adentrarme en él, empezar a caminar, recorrer a tu lado los instantes en los que se desliga la voz de la piel menguante que ya no impone y que por el contrario dispone de los mejores acordes para poder cambiar.





(En un día como hoy, 19 de marzo, es para vosotras cuatro; Lara, Asun, Asun y Lara)
Percibo una especie de bendita sensación ingrávida e iridiscente en el momento repleto de instantes en los que la mente me regala volveros a ver. Siento que he ganado, asimilando lo que he perdido.
Deseo vivir siempre así.
Gracias y Gracias por creer y confiar en mí.


jueves, 14 de febrero de 2019

Entre los latidos del corazón.



Necesito, verte para tenerte entre los latidos de mi corazón. Hallarte, en ese firmamento indescriptible sin principio ni final. En el obituario que puede que me he de encontrar, deseo y espero que seas Tú quien, además de escribirlo, lo vaya a recitar. Necesito, habitar en el ingrávido espacio del tiempo sin límite donde las pulsaciones se vuelven del revés. Encontré en el laboratorio del pensamiento que, con ahínco busqué, esa luz que decoró la tierra que nadie habitó. De norte a sur, subrayó lo que ninguno halló. De frente, voló y nunca más volvió aunque su esencia luminosa, brillante, iridiscente, conmigo se quedó. Van tomando forma los lugares de Ti que aún me quedan por mirar. Explosión repleta de imaginación, substantividad creada en la realidad dibujada de la vida que para mí es real, exenta de la inseguridad que me visitó ayer dentro de un universo blanco, reflejo en el espejo del cielo azul de la ilusión que me invita a vivir contigo hasta el final. Meces el alma de mis sentidos, viento que siento muy dentro de mi interior. A tu lado, soy feliz, pues no quieres nada de mí. Cuando la luz se apague, mi último beso, será para Ti.

Te Quiero.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

Cielo de mis deseos.


La inteligencia se rinde en el trajín de vivir por el ansiado camino que, diseccionando al destino, vuelve por aquí con el mismo swing. Besos ciegos, sonrisa vacía, metodología inversa al bramido de los mejores días, en fin, aforismos míos. Universo creado entre la alegoría y el deseo para que ni el tiempo ni el viento decidan por mí. Utopía, es culminar la eugenesia que tanto anhelo pues ya no me queda ni el consuelo que tuve ayer. Se desvanece la confianza cuando alcanzo el sonido de la estrepitosa oscuridad. Contemplar el asalto de la curiosidad del funcionamiento de, cuerpo, mente, espíritu. Ímpetu hecho pétreo capaz de resucitar al interior del sol para poder dormir mejor. Sensación que, además de tentarme, ha llegado a helarme cuando cuento los cuentos que yo cuento y nadie ha contado, en la realidad tejida en el punto de partida en el que se asoma la imaginación y yo intento que se sienta acogida. Abanico de Contrastes a contemplar galopando al desconcierto de la memoria en color. Ayuda en la salvación aportando calor al ser como soy, nada más. Temperatura emocional resultante de lo grabado en la propia conciencia, evitando así cualquier desorden del pensamiento. Aseverando que daría la vida entera por olvidar el dolor de ayer, por no volverlo a ver. Ley que me asalta cuando nos miramos sin hablar. Callar, dormir, pensar, volar, sentir Amar amando el lucero que un día apareció, llegó para no volar cuando oscureció. Invariable su forma de buscar el glorioso momento repleto de instantes girando y esquivando inconvenientes. Ir tras sus miradas hacia aquella orquídea dibujada que me regalasteis ayer, en los sueños que a placer soñé y siempre quise tener. Anatomía del infinito arropada por la Estrella que un día me deslumbró desde que dijo "ven" y yo, seguí su senda en la hora que tuvo que ser. Bajó del cielo de mis deseos, detiene el tiempo cuando mis sueños, escapan a su dueño. Sedimento del talento que existe en la ilusión.


miércoles, 19 de septiembre de 2018

Ventana a mitad, entre espejismo y realidad.


Yo no puedo creer en vuestro Dios.

Se me olvidó recordar al contemplar tu mirar perdido, como esperando el final. Estático e impávido, no pude mirar hacia atras al marcar en el horizonte ese mar prohibido. Fría estampa la mía, cuando me regalaste esa sonrisa vacía, susurrando o intentando hablar sin saber muy bien dónde estás.
 Desafío, es un caminar pasajero y a mí me convierte en viajero en el abismo de un lugar que debería conocer ya, y no soy capaz. Me resisto a entender una explicación, agarrándome a la visión de un mañana mejor, donde sí saldrá el sol, donde el olvido pasará, la sombra será en color y empezaremos de cero. Escenario sincero sin tener que correr por el sendero del no volver. 
A veces me parece que el cerebro me envía el certificado de rendición, estupefacción en mi corazón malherido, sinrazón, falta de calma en el alma y la ilusión. Borrón en el intelecto de mi silencio torpón, que no cobarde.
Destino resignado, dan igual los demás que ponen precio a tu piel, yo estoy a tu lado, esperando tu regreso y que tú puedas ir muy lejos, sin pasaporte y sin rastro de aquellos abrazos en  modo bestia que llenaron tu vida de locura y amargura. Dolor, miedo, falta de valor, son formas de decir que me falta el aire para respirar, lo paso muy mal, no sé fingir. Derrotado e indefenso, sé que caeré, aún así, también sé que tú necesitas de mí, y lo que tengo dentro, te lo daré.
Sueño que sueño soñar volver a jugar y rabiar al sol contigo, comenzar a dibujar una nueva vida atracando en la imagen preferida sin rastro alguno de esta maldita herida. Universo creado entre la imaginación y el deseo. Tan solo es un sueño, sólo eso, pero, no es un sueño más.

Yo no quiero que me digas ¿Y tú quién eres?
Yo no quiero que te despidas con la mirada.
Lo que yo quiero es que no te alejes de mí.
Lo que yo quiero es, que estés aquí y...
 despedirme de esta espina clavada.

(Sé que tú, sientes lo mismo)


domingo, 5 de agosto de 2018

Anatomía del infinito.



Soñé que sueño soñar, vivir donde mi alma pueda volar. Subir, bajar, subir y volver a repetir lo que recuerdo y no supe decir al escuchar su voz. Reflejo del viento del dibujo donde dormita la razón, tan profunda, como extraña. Caminar por el Azul de mis Sentidos, de los cinco y, de alguno perdido. Poder pintar el color de la piel de la ilusión que en mí existe cuando ésta, camina a mi lado. Suave hallo el calor en su forma de tratar mi universo tal y como lo siento yo, cobrando así sentido, mis sitios prohibidos, en los que el tiempo no pasa y se ve la otra cara del sol. Aprender de los silencios que no mienten, que sienten y recuperan el verbo Amar con toda naturalidad. Llegaron tiempos de hilo plateado para sustituir herrumbres del ánimo por Fe avanzando hacia el encuentro con ilusiones explícitas donde existe y no abandona lo que dibujé. Imaginé que escapó, voló y jamás volvió el sonido de esa lágrima que cayó sobre el corazón, presagiando su huella, inundando mi interior. Acudir con el brillo de la inspiración, bailar aquella canción por un beso de su parte, sólo un beso, solamente, uno más, así el cielo me podrá esperar, tal vez, no se arrepentirá. Eres mi complice sincera, mi Niña, Tú y viceversa, sois una, la primera. Me refugio al otro lado, las dos, sois capaces de tocar las estrellas y vosotras dos, formáis parte de ellas.






domingo, 17 de junio de 2018

Sentir tu mirada.


Hoy Lara, escribo por Ti.

Gracias por hacerme sentir de cerca tu mirada. Tus ojos he de mimar, ahora y cuando me levante en la eternidad. Instantes blancos, alegría crepuscular. Fantasía desbocada compartida al dar la vida por volverte a ver, aunque sea, una vez más. Tus abrazos a mi corazón, iluminan los sentidos en su interior, laberintos bonitos se guardan en la razón, cirugía a las emociones. Devoción para quedarse dormido, entregarme al silencio en el que me dejan tus caricias de Niña. Esperanza que dibujo y me llevo en "El Recuerdo". Escena soñada, nadie me detendrá en la suma de la pasión que por Ti tengo. Nudo en la garganta al elaborar la vida que te queda, ¡eres tan pequeña! Perfectos momentos desiguales que vendrán y volverán con el hilo de tu tejido. Decoran, abrigan, ilusión vital. Espejo del alma recorre en el otro lado uno a uno el sentido hasta encontrar el infinito que habita entre El Cielo y El Mar, existencia real sin final para que la vida que me espere me envuelva en el manto de tu reflejo.
Eres el punto azul que el universo necesita, invita a ir en paz.
Gracias Hija, por cerrar el círculo de mis sueños, por permanecer en mi memoria por siempre.

Estés donde estés, Te Quiero.
Estés donde estés, Quiéreme.

Feliz Cumpleaños, Lara.




jueves, 7 de junio de 2018

Naciste para mí.


Tu humildad, tu espiritualidad, tu compresión, adornan con bonito color el jardín de mis sueños. Sé donde quieren ir las emociones, crecen, no pienso en nada más, Tú, yo, El Cielo, El Mar. Territorio sin nombre brillando durante las horas que no están aunque bailan sin parar. Hablamos, siento el alma volar hacia el País de Nunca Jamás, deseos al aire bendecidos por el latir diario de todos los momentos repletos de instantes cetelleantes. Lágrimas sin comprimir mi estado, empiezan a salir de forma singular por el lado azul en el que navegan mis ojos que, sentados en el engranaje del Amor Real, avivan los resortes del entusiasmo que alarga el Sí Quiero primero. Ellos se quedan ahí sin condición, tienen su favor, lejos de socavar su ánimo, se instalan en la cumbre de la ilusión. Recóndito lugar entre las curvas de la Pasión y la conjugación del verbo Amar. Ya me gustaría tener tu presencia arrolladora que, hasta estando de espaldas, es imponente. Eres la Estrella en la puesta de sol. Mi sueño real, eres Tú. Naciste para mí.
Es cuanto deseo decir.

(Feliz día en tu Día)
Te Quiero.